Entreno a mis clientes para hablar en inglés en situaciones profesionales concretas.

Por ejemplo:

 

Con cada cliente practicamos el vocabulario específico para su reto profesional.

Entrenamos pensando en el formato concreto: no es lo mismo preparar una conferencia que una negociación.

Mis clientes obtienen mejores resultados porque

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *